16 ago. 2010

El Beñesmer resurge con fuerza en Gáldar

La Comisión Beñesmer vuelve a celebrar un año más la antigua festividad indígena llevando a cabo una representación de los antiguos canarios.

El 14 de agosto desde primeras horas de la tarde, el recinto de Huertas del Rey en la ciudad grancanaria de Gáldar acogía el Beñesmer 2010 que se extendió hasta el día siguiente. Diversos talleres culturales; alfarería tradicional, salto del pastor, etc. ambientaban la tarde entre chinijos que corrían de un lado a otro con las caras pintadas con almagre. Al caer la noche, con vestidos de pieles y garrote en mano, medio centenar de entusiastas de todas las edades se lanzaron a representar ante cientos de asistentes el antiguo beñesmer. Entre invocaciones en tamazight, juegos, bailes y la repartición de leche y gofio en el tagoror transcurrió la obra. La misma culminó con la entrega del Gánigo a Ramón García, manera esta que tiene la Comisión Beñesmer de homenajear anualmente a las personas que se hayan distinguido en su trabajo y defensa de la cultura canaria. Sin embargo el Beñesmer también es cultura isleña de nuestros tiempos, como los artistas de hip hop y rock con sus actuaciones que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada. Raperos como el tinerfeño JM del grupo Atxicatnas hicieron de teloneros con una actuación impresionante cargada de letras comprometidas con Canarias. Continuaron los raperos grancanarios J2 y posteriormente grupos de rock entre los que destacan los teldenses Skachaos. El siguiente día la Comisión finalizó los actos con la visita al Parque Arqueológico de la Cueva Pintada de Gáldar.



El Beñesmer

El Beñesmer (wenna-esmer) constituía sin duda alguna la festividad más importante entre los antiguos canarios. La fecha recaía a mediados de agosto y coincidía con la recogida de las cosechas. Esta tradición pervive de manera sincrética en la isla de Tenerife mediante la peregrinación hacia la localidad de Candelaria donde se celebraba el Beñesmer en los tiempos precoloniales. En Gran Canaria llevan desde hace cinco años trabajando desde la Comisión Beñesmer para la recuperación de esta festividad de la manera más rigurosa y contextualizada posible. Para ello sus integrantes han tenido que hacer un esfuerzo considerable para impulsar un evento totalmente autogestionario ante la dejadez de las instituciones en todo lo relativo a la cultura canaria más allá del paripé folklorista.

Si cada edición del Beñesmer ha servido para que este grupo de jóvenes haya ido mejorando el evento, también ha propiciado que hayan ido más allá en la recuperación de la antigua cultura amazigh isleña. Desde hace dos años trabajan para recuperar el viejo calendario indígena que incluye otras fechas del año como la siembra de noviembre, los solsticios de invierno y verano (achu n magheq). Como vemos estos pibes y pibas son tan conscientes de la necesidad del compromiso con nuestra identidad como del camino que quieren seguir. En definitiva; una iniciativa digna de todo nuestro apoyo apoyo si tenemos en cuenta las escasas aventuras culturales independientes a las que nos tienen acostumbrados por estas ínsulas.

IZURAN

Documental BEÑESMER 2010