30 ago. 2017

DOSSIER XX Aniversario del 1º Congreso Mundial Amazigh

Acto de presentación de la bandera amazigh por la canaria Auxi Perdomo y el tuareg Khalifa Al Ansary el 30 agosto de 1997 en el I Congreso Mundial Amazigh celebrado en Tafira, en el municipio de Las Palmas en Gran Canaria.
A finales de agosto de 1997 se celebró en la localidad de Tafira en Gran Canaria un evento histórico que marcó un antes y un después en la historia del movimiento bereber o amazigh internacional. Amazighs del mundo entero y de todas sus naciones se reunieron simbólicamente por primera vez sobre suelo propiamente amazigh. 

IẒURAN. Unos 350 delegados de 154 asociaciones de todo el mundo amazigh a los que se sumaron especialistas universitarios, periodistas de diversas nacionalidades y pueblos se reunieron en el I Congreso Mundial Amazigh (Agraw Amaḍlan Amaziɣ / ⴰⴳⵔⴰⵡ ⴰⵎⴰⴹⵍⴰⵏ ⴰⵎⴰⵣⵉⵖ). Entre los pueblos y naciones presentes se encontraban, por primera vez, canarios, tuaregs de Níger, Mali y Burkina Fasso, cabilios, chauis, mozabitas de Argelia, susís, amazighs del Atlas, rifeños de Marruecos, tunecinos, libios...reconociéndose todos como miembros de una gigantesca familia étnica. Una familia etnica formada por distintos pueblos y naciones que se reparten en diferentes estados por todo el Norte de África (ⵜⴰⵎⴰⵣⵖⴰ =Tamazgha  en amazigh) desde el Oasis de Siwa, en Egipto, hasta nuestras islas atlánticas.  El evento necesitó de dos años de preparación tras el acto fundacional en septiembre de 1995 de la organización del Congreso en Saint Rome de Dolan (Francia). No sólo fue un encuentro simbólico, único en la historia contemporanea amazigh, sino que fue una llamada de atención internacional conjunta de todos estos pueblos para hacerse escuchar como civilización. El ejemplo más gráfico de esta trascendencia lo tenemos en la creación de la actual bandera con la que se identifican todos los amazighs del mundo. 

17 ago. 2017

Iɣrem n Agadir


Iɣrem n Agadir illa g tmazirt n Sus-Masst (tannaḍt Agadir-Idawtanan) g iffus n Tmurt n Maṛṛuk. Ibertqqizen skern iɣrem ad g useggʷas 1500 (ifḍ smmust timmaḍ) s ism n “Santa Cruz de Aguer”. 

G wass 29 n bṛayr n useggʷas 1960 (ifḍ d tẓa timmaḍ d sḍimraw) yat tergagayt n wakal irẓa iɣrem s uggar n smmus ifḍen n medden mmutnin. Assa, Agadir iga tamaẓunt n tmazirt n Sus-Massa s uggar n 400.000 (kkuẓt timmaḍ n ifḍen) n imzdaɣen. 

G Ugadir ar sawalen s tmaziɣt (tantala tacelḥit), taarabt d tfransist. Iga yan iɣrem n tmarrayt (tamallayt) n tamaḍlant. Ifḍen n imarrayen n Urubba d kra n Tikanariyin ar ttkkan d iɣrem kraygat aseggʷas. 

7 may. 2017

Canarias Amazigh

Foto: https://www.facebook.com/canariasamazigh/
El reciente estreno del documental Canarias Amazigh, dirigido por Pablo Rodríguez y Antonio Bonny, que aborda las diferentes teorías sobre el poblamiento bereber de las Islas, merece una valoración por nuestra parte que quisiéramos compartir con nuestros lectores. 

7 feb. 2017

El agua es vida


Si un recurso es básico para la supervivencia del ser humano ese es el agua o ahamen. En el caso de los antiguos insulares, como se puede imaginar todo el que conoce nuestra climatología, era vital en el sentido más literal del término. Para comprobarlo basta con observar la distribución demográfica insular condicionada absolutamente por la presencia de los recursos hídricos. Los habitantes del archipiélago, hasta no hace muchas décadas, hemos sido extremadamente dependientes del régimen de precipitaciones y los acuíferos disponibles. Tanto es así que un año de sequía y escasez del preciado líquido podía provocar migraciones interinsulares y terribles hambrunas. 

El agua para el pueblo canario desde el punto de vista psico-social, como diría Manuel Alemán, es algo más que una palabra para designar un elemento físico. El agua ha marcado más que en otros pueblos, la naturaleza, la economía, la política, la sociedad, la ideología y hasta la religiosidad del isleño. La clave para entenderlo es el régimen de lluvias en Canarias, como en gran parte del norte del Continente, sufre variaciones extremas de ciclos periódicos de varios años. Años de abundantes lluvias se combinan caprichosamente con los secos. Esta realidad ha condicionado nuestra realidad humana desde que los primeros habitantes arribaron al archipiélago.